Salas de teatro, pequeños pedazos de ciudad

Las salas de teatro, como escenarios para la creación y promoción de las estéticas, generan diversidad de procesos ligados a la función social del arte y la construcción de narrativas propias de los grupos que las habitan, siendo la fundación de cada una de estas un hito importante para la ciudad pues dan cuenta de resistencias y utopías de los artistas. La Casa Teatro TECOC, Gestos Mnemes y la Casa Comedia, comparten la principal motivación que tiene un colectivo teatral de crear su propio espacio, esta es la posibilidad de mostrar constantemente su trabajo al público en un espacio que genera identidad y provoca las estéticas de estos, por lo cual cada sala de teatro oferta la diversidad narrativa.

La apertura de una sala para la circulación del teatro, obedece a momentos existenciales de los grupos artísticos, además de cumplir su función vital, terminan por convertirse en lugares de encuentro donde confluye diversidad de personas interesadas en la multiplicidad del arte, donde se reconocen como agentes culturales, creando y reflexionando no solo la manifestación artística sino la realidad social.

En los inicios de la Casa Teatro Tecoc, alrededor de 1989, esta termina convirtiéndose en un centro de pensamiento que congregaba al sector cultural, allí se plantea la necesidad de espacios para la cultura, en esta primera casa se gesta la idea de una Casa de la Cultura y la Biblioteca Marco Fidel Suárez. Hildebrando Flórez, Tecoc Casa Teatro

En esta medida, es posible asegurar que la negativa estatal de apoyar con recursos más óptimos estos espacios culturales es debido a que son lugares para el debate, la creación, la sensibilidad, por ende la concienciación de las realidades, propician el encuentro de la comunidad y buscan generar alternativas de vida a las personas, sobretodo en una ciudad como Bello donde la violencia a marginalizado a jóvenes, pues esta se convierte como un recurso vital.

Nosotros queremos abrir los espacios para cambiar el mundo, para que los pelados tengan una alternativa diferente, por historia Bello ha sido violenta, a mí me rescató la música y el teatro. Nosotros más que lo económico, nos interesa es el proceso social,  el arte cambia la vida, eso es lo que la administración no ve, porque aparte de que somos una sala que proyecta teatro, también estamos generando una manera distinta de vivir, estos espacios se abren por la necesidad de cambiar un poquitico el entorno social en esta ciudad. Willy Vásquez, Gestos Mnemes 

El modo de producción capitalista, exige que lo cultural produzca excedentes, lo cual genera que la función social del arte, como potencia de desarrollo de las humanidades, carezca de interés ante los entes gubernamentales, paralelamente a esta situación, los esfuerzos económicos están direccionados a propiciar industrias culturales, las cuales tienen como fin la existencia sostenible a partir de la taquilla o el teatro empresarial, en el caso de las artes escénicas, lo que implica que quienes no tienen la posibilidad de adquirir las entradas, terminen siendo excluidos.

El problema no es en sí del teatro, es de la estructura del estado, de un modelo económico donde lo primordial es la producción de un excedente, la acumulación de la riqueza, es un modelo donde no solo sufre el arte y la cultura sino también la educación, la salud, los servicios públicos, pues es su máxima es la poca inversión pero la máxima ganancia. Hildebrando Flórez, Tecoc Casa Teatro

Las ciudades, necesitan estos centros para el fomento de la creación, estos son lugares para la memoria, allí habita la ciudad y configura realidades a partir de las transformaciones subjetivas que el arte puede provocar en los sujetos, ¿es posible una ciudad sin lugares donde contarse? Es una pregunta constante que debe resaltar los planes de desarrollo y materializarse con políticas que reconozcan el arte como función humana para la manifestación de sus universos simbólicos.

Conclusiones

  • Las salas de teatro deben generar procesos de formación de público, que trascienda el hecho de asistir y pagar una entrada a propiciar percepciones con criterios y elementos estéticos, un público que comprende la dimensión simbólica del teatro.
  • Los espacios para la representación escénica son Casas de la Cultura, pues allí emergen diversos lenguajes artísticos y circula gran variedad de experiencias artíscas.
  • Las salas de teatro son espacios para la convivencia y la construcción de paz.
  • Es necesario establecer cifras concretas en términos de la relación del arte y el teatro con el Producto Interno Bruto del país.
  • Reconocer que las salas de teatro implican gestión estratégica y planificación consciente, requieren formación pertinente en temas administrativos que garanticen la sostenibilidad de ellas.

No hay comentarios

Agregar comentario